INSTRUMENTAL

Comienzo una serie de artículos, que son en parte transcripción y en parte elaboración de los vídeos hechos por mí acerca del libro Instrumental de James Rhodes, que están publicados en mi canal de Youtube Psicoterapia Centrada en la Persona.

Este libro, escrito por el pianista inglés y afincado en España James Rhodes, describe los abusos sufridos en su infancia por su profesor de gimnasia. Abusos, más bien deben llamarse, en su justo término, violaciones sufridas desde los 5 hasta los 10 años de edad. Violaciones sorprendentemente sostenidas en el tiempo y no descubiertas por nadie de su entorno a pesar de distintos signos que deberían haber hecho saltar las alarmas. En esta serie de artículos trataré de arrojar luz sobre la dinámica del abuso sexual infantil desde el punto de vista de la víctima, sobre cómo puede ser posible que se mantengan por tanto tiempo, sobre sus consecuencias devastadoras para el resto de la vida, sentimientos asociados, secuelas psicológicas…todo al hilo de lo que narra James. Estos tipos de abusos ocurren a nuestro alrededor, en cualquier familia, en cualquier ámbito y clase social, y como sociedad tenemos que abrir aún más los ojos hacia esto.

Gracias a James por escribir este libro tan honesto que me ha hecho aprender tanto, y por toda la labor de denuncia y prevención de todo tipo de abusos a los niños y niñas.

Debo señalar que para explicar estas dinámicas también me baso en el libro de Irene Intebi “Abuso sexual infantil en las mejores familias”. Buenos Aires: Granica, 2011.

 

 

COMENZAMOS….

 

Capítulo 2

James es un niño de 5 años especial, sensible, con necesidad de mirada y afecto, y su profesor de gimnasia, Peter Lee, inicia con él un proceso de “seducción” bastante común en los procesos de abuso sexual. Este proceso dura bastante tiempo (meses). El profesor es un adulto que hace sentir a James especial, importante, valioso. Le hace sentir que es tomado en serio, todo esto para ganar la confianza y admiración del niño, de forma calculada. Le hace regalos…establece con él una relación singular entre adulto y niño, con un trato preferente hacia él. Para cuando tiene lugar la primera violación, James ya está dentro de una burbuja de afecto, atención y confianza, y este hecho inicia la confusión básica de la que hablaremos repetidamente: “¿Cómo puede hacerme algo así si me quiere, si es bueno? Entonces debe ser porque hay algo malo en mí, yo he provocado esto de alguna forma. Soy culpable de alguna manera.” Y así aparece la vergüenza, la culpa, la destrucción de la autoestima, junto con la rabia, que sería esta última la emoción más sana y adecuada, la más real, pero que tuvo que ser reprimida. De esta forma, se propicia el que puedan ocultarse los hechos y que el niño no pida ayuda, además de por las amenazas del profesor. En el pensamiento infantil, el abusador es un amigo, por tanto, ambos tienen la misma responsabilidad en lo sucedido ya que el niño deseaba la compañía de esa persona, aceptaba sus regalos y no se resistía a los hechos (porque no tenía capacidad física ni psicológica para resistirse).

Sin embargo, lo único real aquí es la TRAICIÓN del adulto.

El niño/a necesita explicarse a sí mismo/a por qué le ocurre esto, y como su pensamiento es autorreferencial, concluye que es culpable.

“Abusos. Menuda palabra. Violación es mejor. Abusar es tratar mal a alguien. Que un hombre de cuarenta años le meta la polla por el culo y a la fuerza a un niño de seis años no se puede considerar abuso. (…) Es una violación con ensañamiento, que provoca múltiples operaciones, cicatrices (internas y externas), tics, trastorno obsesivo compulsivo, depresión, ideación suicida, enérgicos episodios de autolesiones, alcoholismo, drogadicción, los complejos sexuales más chungos, confusión de género, confusión sexual, paranoia, desconfianza, una tendencia compulsiva a mentir, desórdenes alimenticios, síndrome de estrés postraumático, trastorno disociativo de la personalidad, etc, etc, etc.” Instrumental pág. 35.

Se inician las violaciones recurrentes, y James se convierte en un autómata, un niño apagado, desgraciado, introvertido. Se convierte en lo que el psicoanalista Leonard Shengold llama “asesinato del alma”: el intento deliberado de erradicar la identidad separada de otra persona. El alma del niño permanece esclavizada por el adulto. Entre los hechos que provocan el “asesinato del alma” se encuentran el abuso sexual, la deprivación emocional, o la tortura físca y psicológica.

 

12 Apr 2020 15:27 - Maria Cruz Tébar
Instrumental IV

 

Esta imagen es muy desagradable, pero para mí ilustra perfectamente el sentimiento de suciedad, de pérdida de inocencia que se instaura en el corazón del niño/a que sufre abuso o maltrato.

 

INSTRUMENTAL IV

Capítulo 5

Sobre este capítulo, voy a tratar sobre dos temas que describe James, el Trastorno Disociativo y el sentimiento de vergüenza.

La Disociación como Mecanismo de defensa

“Cuando esa parte de mí que se disociaba del resto durante las violaciones es la que lleva la [ ... ]

BlogLeer más
09 Apr 2020 18:15 - Maria Cruz Tébar
Instrumental III

 

 

 

 

 

 

 

 

INSTRUMENTAL III

Capítulo 4

James cuenta en este capítulo que, con diez años, por fin cambió de colegio, y sólo así cesaron los abusos.

James no lo narra, pero podemos suponer cómo sobrevivió estos cinco años y por qué no lo denunció. Desde fuera resulta difícil de comprender que no lo hiciera, porque parece algo que contradice al sentido común: ¿Por qué no se lo dijo a nadie? ¿Por qué nadie [ ... ]

BlogLeer más
25 Mar 2020 19:19 - Maria Cruz Tébar
Instrumental II

 

 

 

INSTRUMENTAL II

Capítulo 3

En este capítulo James describe distintas consecuencias de la agresión sexual reiterada que sufrió desde los 5 años. Como otras víctimas de violación, siente que lleva una mancha que nunca desaparece, porque hay mil cosas cotidianas que se lo recuerdan.

Voy a hablar primero de los síntomas relacionados con la pérdida de control. Al ser agredido de forma continuada, sin posibilidad de escapar, sin puntos de referencia, sin testigos, sin poderlo nombrar, [ ... ]

BlogLeer más
Other Articles